fbpx

El mundo que tuvo un 2020 aterrador, empieza a tener muchas razones para aumentar sus esperanzas en el 2021; con el inicio de la vacunación a nivel mundial, con muchas opciones de inmunización disponibles. Las vacunas brindan ilusión de regresar a la normalidad, la antigua normalidad, las que nos gustaba a la mayoría. Pero actualmente las personas se están preguntando, ¿Qué es la colchicina?

En estos días no sólo es noticia la vacunación, sino la oportunidad de un medicamento muy antiguo de ser el tratamiento de primera línea en pacientes no hospitalizados; y que al menos disminuyan las complicaciones de la enfermedad más mortal de nuestro siglo, sin más, hablemos de este medicamento, la colchicina.

No se debe de tomar medicación sin una atención medica.

Colchicina y COVID-19: Lo que debes saber

La colchicina, tan antigua como las historias que todos hemos escuchados de los egipcios, alcaloide cuyo principio activo se obtiene del vegetal Colchicum autumnale, que principalmente actúa como antiinflamatorio; ya usada desde esos tiempos (2640 a.C.) sobre todo en la enfermedad llamada gota, descrita en el papiro de Ebers (1550 a.C.).

Este medicamento funciona sobre las células inflamatorias, modificando su efecto, sobretodo los neutrófilos y el complejo del inflamosoma.

El medicamento agrada a los profesionales de la salud porque es barato y puede administrarse vía oral, permitiendo manejos ambulatorios; ampliamente distribuido a nivel mundial, y con los resultados que detallamos a continuación podría darle una válvula de escape al sistema de salud saturado en cualquier nivel de atención, en cualquier parte del mundo.

¿Qué dice la nota de prensa del estudio COLCORONA?

El 22 de enero de 2021, se publicó en Glovenewswire.com la nota de prensa con los resultados del estudio COLCORONA del “The Montreal Heart Institute” (MHI) resultados positivos y alentadores en el manejo de los pacientes con coronavirus, el estudio se realizó en pacientes no hospitalizados con prueba positiva por PCR de COVID-19; en los que la colchicina logró reducir la mortalidad u hospitalizaciones en un 21 % al compararlos con placebo, y lo que es aún más positivo detalla es el logro de reducir; hospitalizaciones  en un 25%, mortalidad en 44% y, uso de ventilación asistida en un 50%, cuando se analiza por separado.

“Nuestra investigación mostró la eficacia del tratamiento con colchicina en la prevenir el fenómeno de ‘tormenta de citoquinas’ y reducir las complicaciones asociadas con COVID-19” dijo el investigador principal de COLCORONA, Dr. Jean-Claude Tardif.

La colchicina lograría reducir las hospitalizaciones y las complicaciones; las personas podrían tratarse ambulatoriamente, evitando llegar al nivel hospitalario. El medicamento como detalla el artículo se administró en pacientes que tenían un factor de riesgo para presentar complicaciones por COVID-19.

¿Por qué hacerle caso a este estudio y no a otros?

Este estudio se diseñó con características que lo hacen menos susceptible a cometer errores, y por ende, obtener conclusiones equivocadas, realizado en muchos pacientes (4.488) controlado (un grupo tomo el medicamento y otro un placebo), aleatorizado (nadie sabía en que grupo estaba), doble-ciego (nadie sabía que tomaba, ni el personal que administraba ni el paciente que recibía).

El estudio se coordino por el MHI pero su realización fue a nivel mundial en diferentes países como Canadá, Estados Unidos, Brasil, España y Sudáfrica.

¿Y bueno, la colchicina previene el Coronavirus?

No, el estudio no se realizo con ese objetivo, incluso se seleccionó pacientes con un diagnóstico confirmado por PCR de COVID-19.

Existen estudios realizados en otros centros donde los resultados indicaron que no previene el desarrollo de la enfermedad, posiblemente porque el mecanismo del virus no influye en su replicación directamente, sino sobre la ‘tormenta de citoquinas’.

¿Qué no debo hacer al terminar de leer esta noticia?

Primero, no nos debemos automedicar, todos los medicamentos presentan: efectos secundarios, interacciones medicamentosas, contraindicaciones y más; estos parámetros deben evaluarse por un profesional de la salud, único que determina la necesidad del uso de un medicamento o no.

Segundo, no debemos ir a una farmacia y adquirir el medicamento, que puede generar escasez y especulación en los precios; cuando existen personas que necesitan este medicamento por enfermedades crónicas, como la gota y otras más.

Fuente: Estudio COLCORONA del “The Montreal Heart Institute” (MHI)